Noticias

Alimentos para combatir el cáncer

Aunque ningún alimento puede prevenir el cáncer en sí, las investigaciones sugieren que algunos alimentos pueden ser especialmente importantes para disminuir el riesgo.

 Imagen foto_00000003

Imagen foto_00000007

Imagen foto_00000002

Imagen foto_00000004

Aunque ningún alimento puede prevenir el cáncer en sí, las investigaciones sugieren que algunos alimentos pueden ser especialmente importantes para disminuir el riesgo. El (AICR) Instituto
Americano para la Investigación del Cáncer por sus siglas en inglés) ha creado una lista de alimentos que combaten el cáncer incluyendo alimentos por los cuales se pregunta más a menudo. Esta lista incluye, muchas frutas y vegetales. A continuación citamos algunas para incluir en su dieta.

Los arándanos contienen un poder antioxidante gracias a los fitoquímicos como por ejemplo las antocianinas y ácido elágico. Estos compuestos saludables pueden disminuir el daño al ADN de los radicales libres que causan cáncer. Los arándanos proveen además de Vitamina C, la cual puede inhibir la formación de carcinógenos, y fibra dietética, la cual puede ayudar en la defensa específica contra el cáncer del colon.

El Brócoli y otros vegetales crucíferos como por ejemplo la col, coles de Bruselas y la coliflor contienen glucosinolatos, compuestos que se descomponen en isotiocianatos al comerse como por ejemplo sulforafano. Estudios de laboratorio muestran que estos compuestos pueden ayudar a proteger del cáncer al inhibir enzimas que activan los
carcinógenos y al activar genes que suprimen el crecimiento de células cancerígenas. Hemos reportado anteriormente que el brócoli puede ayudar a combatir los cánceres de la boca, hígado, mamas, piel y próstata.

Las zanahorias son una gran fuente de Vitamina A y contienen carotenoides como betacaroteno, que son importantes para mantener el crecimiento normal de las células. Un estudio del año 2014 sugiere que consumir vegetales como la zanahoria que es rica en beta-caroteno y zeaxantina, otro carotenoide, podría ayudar de manera específica a reducir el riesgo de cáncer pancreático.

Las verduras frondosas de color verde oscuro como las espinacas, col y lechuga contienen folatos, fibra y fitoquímicos como por ejemplo carotenoides y flavonoides. Fuente de poder antioxidante, que puede proteger las células de daños de los radicales libres.

Las uvas contienen el polifenol resveratrol, principalmente en la piel. Los estudios han demostrado que el resveratrol tiene poder antiinflamatorio y puede ayudar a prevenir la formación y crecimiento del cáncer.

Entre otros alimentos que son parte de la lista de los que combaten el cáncer se incluyen las manzanas, cerezas, café, arándanos agrios, legumbres, linaza, ajo, uvas, calabacín, tomates, nueces y granos enteros.