Vida Sana

La simplicidad es la clave

Los alimentos procesados están asociados a conductas de alimentación adictivas

Imagen foto_00000002

Comer saludablemente es un tema de actualidad. Algunos de nosotros publicamos imágenes de nuestras comidas en los medios sociales, mientras que otros se refieren a la información nutricional de las etiquetas en alimentos enlatados para dar soporte a nuestras buenas opciones de alimentos. Sin embargo, y por lo general la información nutricional está limitada a alimentos procesados y empacados que se hallan en los pasillos centrales de los supermercados. Piense en ello, ¿cuándo fue la última vez que vio información de producto en una banana?

Un estudio publicado en PLOS ONE descubre que los alimentos altamente procesados parecen estar asociados con la "adicción a la comida". Para efectos de este estudio, los alimentos altamente procesados se definen como portadores de grasas y/o carbohidratos refinados adicionales que no se encuentran en la naturaleza (como la harina blanca y el azúcar). Estos pueden incluir productos como el chocolate, pizza y las patatas fritas de las comidas rápidas así como también otros alimentos como la mantequilla de maní y el yogurt.

Investigadores de la Universidad de Michigan condujeron un estudio de dos partes que evaluó primero la percepción de los alimentos del participante de alimentos relacionados a una alimentación adictiva. Se les pidió calificar 35 alimentos que iban desde altamente hasta mínimamente procesados. Los 10 alimentos altamente procesados en la lista, fueron categorizados como problemáticos o adictivos. La segunda parte analizó los atributos de alimentos como las grasas y azúcar para explorar adicionalmente la asociación con la adicción. Es aquí donde se determinó que tanto la carga glicémica como la grasa eran predictivos de una conducta adictiva. La hipótesis de los investigadores es que la tasa más alta a la cual se absorben estos macronutrientes imita la de otras sustancias adictivas. Los alimentos no procesados, sin azúcar y grasas adicionales como por ejemplo el arroz integral, frutas enteras, vegetales y pollo no se asociaron con conductas de alimentación adictivas.

Comer una dieta cargada con frutas, vegetales, granos enteros y proteínas magras nutritivas es algo en lo que creemos firmemente en Dole. Los beneficios a su salud, longevidad y estado de ánimo son innumerables, y existe el beneficio agregado de listas de ingredientes cortas y saber exactamente qué hay en su comida.