Vida Sana

Felicidad marital

Los beneficios de salud cardiaca positiva se asocian con relaciones de vida

Imagen foto_00000001

Su cónyuge; hay veces en que uno siente que no puede vivir con éste y tampoco puede vivir sin éste. Las relaciones maritales tienen una dinámica única; su compañero(a) puede afectar su salud tanto positivamente como negativamente.
Las nuevas investigaciones sugieren ahora que los pacientes casados tienen una mejor supervivencia después de un ataque cardiaco.
Un estudio presentado en la Sociedad Europea de Cardiología hizo una observación más detallada del efecto del estado marital en la supervivencia de pacientes con factores de riesgo cardiovascular o un ataque cardiaco previo.
Revisaron una base de datos de pacientes denominada ACALM (algoritmo de comorbilidad, asociaciones, duración de estadías y mortalidad por sus siglas en inglés) del año 2000 al 2013. De entre más de 900.000 pacientes descubrieron que solo un poco más de 300.000 tuvieron previamente un ataque cardiaco, presión sanguínea elevada, colesterol alto o azúcar alta en la sangre. Cada uno fue identificado como soltero, casado, divorciado o viudo. Al final del estudio, de aquellos que experimentaron un ataque cardiaco, los pacientes casados tenían un 14% más de probabilidad de sobrevivir. Pero eso no es todo; aquellos con el colesterol alto tenían un 16% más de probabilidad de sobrevivir al final del estudio si estaban casados y aquellos con diabetes y presión sanguínea alta también experimentaron un beneficio del 14 y 10% de mejora, respectivamente, en la tasa de supervivencia.

Tener una relación saludable puede enriquecer nuestras vidas tanto física como mentalmente. Los investigadores en este estudio sugieren que el matrimonio juega un papel protector al ofrecer un soporte emocional y un compañero para vivir un estilo de vida saludable incluyendo someterse a medicamentos. El autor principal Dr. Rahul Potluri sugiere que los hallazgos son importantes para las personas que viven silenciosamente con factores de riesgo cardiovascular como presión sanguínea alta y diabetes lo cual los coloca en un riesgo de ataque cardiaco.