Vaya a dormir para perder peso

Los buenos hábitos al acostarse conducen a buenos hábitos de alimentación

Imagen foto_00000001

¿Cuántas horas de sueño tiene? Le pérdida de sueño y el metabolismo van de la mano y están vinculados a cómo ve usted la comida. Piense en la última vez que no durmió bien, ¿reflejaron sus opciones de alimentos  en el sentido de no escoger opciones muy buenas? ¿Comió más de lo habitual o no comió lo que por lo general come? La ciencia ha confirmado que esta conexión es cierta. La falta de sueño estimula los efectos de promover el apetito, lo cual desequilibra las bacterias de nuestros intestinos, causando un metabolismo poco saludable, lo cual podría eventualmente conducir a una obesidad.

Los datos de conducta afirman que incluso un individuo saludable a quien se priva del sueño escogerá porciones más grandes, aumentará el consumo de comida basado en decisiones impulsivas y gastará menos energía durante el día.

En el mundo de hoy siempre estamos conectados. Ya sea un teléfono inteligente, televisión, reloj, tablet o dispositivo casero, siempre estamos conectados. Esto hace más difícil que nos desconectemos para tener el sueño apropiado que necesitamos.

Así es el mundo moderno, que necesita que siempre estemos al tanto y anticipando los eventos que se vienen. Sin embargo, con las respuestas biológicas y fisiológicas luego de una falta de sueño, continúa incrementándose la obesidad y los problemas metabólicos. Ahora, podemos echarle la culpa al sueño.

 Aún se continúan las investigaciones con respecto a la restauración del apetito y patrones de sueño al invertir estos hábitos, pero independientemente, dormir más ahora le hará bien a su cuerpo.

Hablamos acerca de intervenciones en el estilo de vida, e ir a dormir puede ser uno de estos favoritos. Cuando duerme apropiadamente, se siente mejor, tiene un mejor desempeño y come mejor. Comience primero fijándose una rutina nocturna para ir a la cama. Lo que hacemos y comemos en el día afecta la manera en la que dormimos. Encuentre un momento que sea realista para liberarse del estres del día y sujétese a esa franja de tiempo todas las noches. Esto puede incluir tomar un baño, hacer algo de estiramiento de yoga o escuchar música tranquila. Apague y ponga a un lado los dispositivos. Si hay algo que podamos hacer por nuestra salud, sería no utilizar teléfonos móviles en la cama. Solo seguir esa regla nos permitirá liberarnos y quitarnos el estrés luego de un largo día, promoviendo un sueño más saludable y manteniendo la cama para su propósito principal: dormir. Buenas noches.