Ponga el ejemplo

Perder peso puede ser atrayente para las parejas

Imagen foto_00000002

¿Quiere perder peso sin la molestia de planificar comidas y de un esfuerzo a conciencia? La solución puede ser lograr que su pareja se incluya en un programa para perder peso. El mes pasado compartimos una investigación que hablaba sobre los beneficios del matrimonio y la salud cardiaca; este mes la tendencia continúa para demostrar que ambos se benefician de la pérdida de peso cuando solo uno de ellos se inscribe en un programa para perder peso.
Investigadores de la Universidad de Connecticut observaron durante seis meses a 130 parejas. Una persona de cada pareja se inscribió ya sea en un programa formal al estilo Weight Watchers o siguió instrucciones informales con seguimiento propio sobre cómo perder peso. Curiosamente, los cónyuges no tratados en cualquiera de los dos programas perdieron el equivalente o más del 3% de su peso corporal a los 6 meses. ¿La razón? Se conoce que el peso es algo extremadamente independiente entre las parejas; lo que significa que a veces nos emparejamos con otra persona dentro de la misma escala de peso como por ejemplo niveles de obesidad o normales y tendemos a perder y ganar peso según eso. En este caso, los científicos dan crédito al efecto boomerang; un fenómeno en el cual la pérdida de peso se divide entre parejas. Se ha documentado que el efecto contribuye a una pérdida de peso del 2 al 3% en un cónyuge no tratado como parte de una pérdida de peso clínica como por ejemplo una cirugía bariátrica, sin embargo no se han incluido hasta ahora métodos menos formales y de seguimiento propio. Deben hacerse más investigaciones para ver si el beneficio se extiende a otros que vivan dentro del hogar.