El secreto del envejecimiento saludable

Aumente su memoria con omegas

Imagen foto_00000002

No podemos evitar que nuestro cerebro envejezca, pero podemos promover un envejecimiento saludable. Nuestro cerebro se compone de diferentes materias que desempeñan importantes funciones en inteligencia y memoria.
Dos estudios separados examinaron los ácidos grasos poliinsaturados en la sangre de personas de 65 a 75 años de edad. Al evaluar el rendimiento cognitivo, se encontraró una correlación entre la inteligencia fluida y los ácidos grasos, omega-3.

Si bien la mayor parte de las investigaciones actuales se centran en el EPA y DHA del omega-3 de pescado. Este estudio arroja luz sobre los beneficios que proporcionan los omegas terrestres, como las nueces, las semillas y los aceites. Quienes tambien son neuroprotectores y deben ser considerado para la salud del cerebro. Estos aportan un balance entre omega-3, omega-6 y ácidos grasos, lo que ayuda a la preservación de la memoria. Desafortunadamente, la dieta occidental no suele promover este equilibrio, ya que es mucho menor en los ácidos grasos omega-3, con una abundancia de omega-6. Emparejar los dos resultados juntos
reforzó las neuro funciones  y reduce el deterioro cerebral relacionado con la edad.

Luchar por una dieta balanceada en ácidos grasos omega-3 y omega-6 produce una mayor preservación de la memoria en los adultos mayores.
Muchos tienden a consumir sardinas y salmón para los omega-3, pero esta investigación nos corrobora que las semillas de lino, nueces e incluso las coles de Bruselas y la coliflor son opciones terrestres que proporcionan este beneficio. Por otra parte, la mayoría de las fuentes de omega-6 incluyen aceites vegetales tales como maíz, soja y aceites de girasol. Generalmente consumimos muchos de estos aceites en nuestra dieta, gracias a los alimentos procesados ​​o al cenar en restaurantes, porque suele ser la opción menos costosa para tales lugares.

Nuestro cuerpo no produce ácidos grasos omega-3 u omega-6, los obtenemos de nuestros alimentos. Omega-3, también conocido como EPA, DHA, y ALA, se conocen comúnmente para protegernos contra las enfermedades del corazón. Los Omega-6 son necesarios para aumentar la funcion del cerebro y crecimiento muscular, pero también puede causar inflamación. Por lo tanto, encontrar un equilibrio entre los dos es ideal para evitar la inflamación y las tendencias relacionadas con la edad.

El secreto para el envejecimiento no es una dieta baja en grasa, pero si la sabia elección de las grasas saludables.